18 mayo, 2024

Fava presentó «Al Origen» en una noche inolvidable

0

Warning: Attempt to read property "post_excerpt" on null in /home/enlaceculturajuj/public_html/wp-content/themes/covernews/inc/hooks/blocks/block-post-header.php on line 43

La madurez de diez años

aprendiendo

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Por Lic. María Eugenia Montero
Por Lic. María Eugenia Montero

 

 

 

 

 

 

Con una increíble energía que traspasó al público y al disco, Fava presentó su espectáculo en las tablas del Teatro Municipal Select. El pretexto era su disco “Al Origen”, pero lo cierto es que el disco fue sólo uno de los protagonistas de una velada muy emotiva, profunda, donde la madurez de un cantor que lleva diez años caminando pudo verse traslucir en cada momento.

El concierto no sólo reunió a grandes ilustres de nuestra música de la nueva generación de artistas musicales jujeños, sino que tuvo matices que fueron desde las sentidas y profundas letras de Fava para sus hijos pequeños, en las que desangró su corazón de hombre. Se valió de recursos técnicos como imágenes en pantalla gigante, que hablaban de los personajes de sus temas, o que lo mostraban a él interpretando con un increíble guitarrista, Carlos Guerrero (de su banda) un tema filmado previamente, que terminó ejecutándose en el escenario en vivo.

Brilló también en los vientos Facundo Tolaba, Luis Escalera con su bajo, y Alejandro Meyer en la batería. Cada uno tuvo la luz necesaria para que el público los individualizara y apreciara su aporte.

La danza, los temas sin banda, sólo con sus rasguidos, o acompañado con solo un instrumento en otras manos, hicieron de cada momento una experiencia exclusiva.

Lejos quedó la impronta de un joven aventuro que alguna vez, voló hacia España solo con su guitarra para cantar en los lugares más íntimos… y decidió volver. Lejos está quien despuntó su talento en Buenos Aires, y llegó a presentarse genuinamente en La Trastienda (anhelado escenario de cuanto músico se precie). Pero no por lejos, desatinado, porque siempre su música y sus decisiones con variaciones y distintas oportunidades, fueron en busca de la misma guía.

Sin estridencias, con coherencia, y sobre todo sin resignar conceptos propios, Fava llegó por primera vez a un teatro en esa noche excepcional, y puso al servicio de su público todo lo que es, los que fue, y hasta hizo degustar algo de lo que se viene y lo que será.

Dueño de sus letras, también le dio espacio a las piezas del cancionero popular que le dieron la base de los conocimientos y el amor por su tierra y su música.

 Nombrar a sus invitados es dar una lista de grandes nombres que refrescan el ambiente de la música desde hace años. Son todos jóvenes que luchan, se concentran en los orígenes, respetan el arte de la música, se formaron en fuertes experiencias musicales académicas y de vida, y además se unen, uno al otro en cada momento para juntos hacer una movida que no es la primera vez que emociona.

Adrián Temer, ingenioso instrumentista, creador, compañero y un incansable promotor cultural que busca el rescate de los valores más olvidados de nuestra música, fue quien lo acompañó a Fava en casi todo el recital, con su acompañamiento musical, técnico y espiritual.

Pucho González y su simpleza, fueron invitados también a este escenario fresco. La humildad y la personalidad de uno de los compositores e intérpretes mas destacados de nuestro presente, se unió también al entusiasmo de Fava.

Los vientos de Miguel Vilca, otro gran talento que tiene el reconocimiento internacional, lo acompañaron en otro momento de la noche.

La danza de Sol Rocca, entre tradicional y contemporánea, generó con ritmo de zamba una coreografía creativa y precisa acompañando al anfitrión.

En un segmento de música popular, un sentido “Camino hacia la Puna” recorrió junto a la voz del Gato García, otro de los artistas que se une y acompaña y a la vez es acompañado por este grupo de valiosos laburantes.

Loable actuación la de Noelia Gareca, otra las invitadas amigas de Fava, que con su voz bien bagualera y dulce a los oídos, se sumó también a tan fresco escenario. Llegando al final, otra voz, impecable, de gran porte y sentimiento, garantía de perfección, la de Joaquín López, también estuvo presente en semejante acontecimiento para Fava.

Fue entonces que se produjo el gran momento. Fava, Noelia y Joaquín juntos. Sublime momento en que una bocanada de nuevo color, transmitió a la platea la esperanza de que hay música asegurada en Jujuy por mucho tiempo más.

Detrás de bambalinas no podían faltar el apoyo de Pachi Alderete y Gabriela Benavidez, miembros también de la movida folclórica jujeña.

El final de tanto despliegue, sobrepasó cualquier expectativa. Alto, alto, en la cima de las sensaciones, la fuerza de todas las voces y los instrumentos juntos, con la presencia enorme de Fava en el centro de la escena, llenó de energía el ambiente, y cada quien se llevó a su casa una sonrisa, una emoción, una enseñanza, y hasta un recuerdo de aquellos versos que el cantor logró presentar con todo su ser.

 [/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.