28 febrero, 2024

Cerati quería el tiempo y la energía de Domingo Cura

0

Warning: Attempt to read property "post_excerpt" on null in /home/enlaceculturajuj/public_html/wp-content/themes/covernews/inc/hooks/blocks/block-post-header.php on line 43

Al igual que en algún momento, con genuina humildad, Ricardo Vilca, el maestro humahuaqueño, creador de bellezas musicales admiradas en el mundo, se sorprendía porque Ricardo Mollo le decía que era su admirador, allá por el año 2001 (cuando Divididos llegó por primera vez a Tilcara); hubo una relación parecida casi por el mismo tiempo, cuando Domingo Cura se conoció con Gustavo Cerati, y éste último quedó maravillado por la energía de ese bombo santiagueño que el pensó que tenía más de 80 años (finalmente eran 72). Grandes que son reconocidos por otros grandes (más jó0venes opero grandes también), y que de corazón se sorprenden, porque no sienten que ellos mismos sean maravillas del arte musical.

Lo cierto es que “Sulky” es un tema que refleja la admiración que le provocó a Cerati, escuchar primero en discos el bombo de Cura. Decidió invitarlo a tocar con él y quedó más maravillado aún. Así terminaron grabando juntos en uno de sus discos, este tema que escribió para él. El disco fue el tercero del rockero argentino en su etapa solista y se tituló “Siempre es hoy”.

Quien escucha ese tema entiende y apreciar el ritmo y la letra. Cerati hablaba en alguna nota del “tempo” (musicalmente hablando) que marcan los sones del bombo, y el “tiempo”, que es el tema de la letra. Una letra que de alguna manera sueña con la energía que transmite el bombisto en su tercera edad, y que a él (Cerati) le gustaría tener. En esa letra de alguna manera había inscripto un sueño que físicamente Gustavio no pudo cumplir, el de llegar a viejo “sin ganas de volver” –como dice la canción-.

El tema salió en septiembre de 2002.

La letra rezaba en una parte que: “Será la cura para todo/ la cura para todo mal que no merezcas./ Ojalá tuviera la energía que hay en vos/ para romper cadenas./ Como se quiebra el pavimento con el sol/ y brota la tierra fiel./ Como esas piedras perfectas, /imaginarnos de viejos/ sin ganas de volver… “.

Domingo Cura murió en noviembre de 2004 en Buenos Aires a los 75 años de un paro cardíaco mientras actuaba en el teatro Lola Membrives, en 2005 recibió el premio Konex – Diploma al Mérito postmortem como uno de los mejores instrumentistas de la década.

Gustavo Cerati murió el 4 de septiembre de 2014, después de un largo tiempo en estado de coma (desde el 15 de mayo de 2010, día en que padeció un accidente cerebrovascular isquémico). El tenía 55 años, no había llegado a la etapa de la que hablaba en la canción.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.