22 abril, 2024

Luis Salinas y su última visita a Jujuy

0

Warning: Attempt to read property "post_excerpt" on null in /home/enlaceculturajuj/public_html/wp-content/themes/covernews/inc/hooks/blocks/block-post-header.php on line 43

Sin estridencias…

lo destacado fue la música

Por G.C.  Tilcareñito Nomás
(colaboración especial para Enlace Cultura digital, de un gran conocedor de la música, admirador y estudioso de la cultura y periodista, Gustavo Chapor)

Los que desde hace un tiempito a esta parte  escuchamos y disfrutamos a Luis Salinas en la ciudad,  Puna, Valle o Quebrada de la bendita Jujuy,  tuvimos el jueves último una nueva cita con el artista. No nos defraudó. Poco más de una hora duró el deleite y fue como cada encuentro sin igual. En esta oportunidad nos paseó cuidadosamente por la historia de su arte.

Salinas, para quien el tiempo no pasa,  eligió un repertorio  desde las primeras placas  hasta lo último,  permitiéndonos disfrutar de músicos de apellidos ligados al folklore como Juancho Farías Gómez en bajo y piano o Adolfo Ábalos en la percusión, y por supuesto conocer al “brote” convertido en árbol joven: su hijo Juan,  en guitarra eléctrica .

Un espectáculo sin estridencias, donde lo verdaderamente destacado fue el artista y sus músicos… o,  la música. Hermoso reencuentro con la jujeñada que ya entendió  la sencillez del artista, que entabla  conversaciones breves  pero  que al ejecutar provoca un sinnúmero de sensaciones y recuerdo increíbles en cada uno.Luis Salinas

Ritmos diversos  desde la clásica base de jazz funky,  atravesó la rítmica centroamericana, el clásico folklore argentino, tangos y un bolero de final que nos  dejó  por demás satisfechos. Buen sonido, a cargo de Martincito Ayarde, de Tilcara, en un recinto renovado y funcional como es el Select que habrá que dotar de una mejor refrigeración para las actividades del verano.

Algunos ya esperamos la siguiente venida, ahora del padre y también del hijo, que puso la cuota joven y sin excesos en las clásicas de Luis,  donde -como buen “tata”- permitió “solos”  de Juan  Salinas con un resultado exquisito que se supo agradecer con muy, muy buenos aplausos, totalmente merecidos, por supuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.