18 mayo, 2024

Luis Piedrahíta: «El humorista tiene que sorprenderse con la realidad»

0

Warning: Attempt to read property "post_excerpt" on null in /home/enlaceculturajuj/public_html/wp-content/themes/covernews/inc/hooks/blocks/block-post-header.php on line 43

Luis Piedrahíta, conocido humorista e ilusionista español regresa al país para una nueva presentación de su espectáculo de stand up «Dios hizo el mundo en siete días… y se nota», en el que recorre tragedias cotidianas que van desde los mensajes de una madre, los aeropuertos y las maneras de estacionar un automóvil en distintos monólogos.

Nacido en La Coruña y residente en Madrid desde hace 20 años, el humorista, que arrancó su viaje por el mundo del espectáculo con la magia y el ilusionismo, dice que «parte del mejor humor del mundo se hace en la Argentina».

Figura de «El hormiguero», un magazine de fuerte impacto en la televisión española con más de una década al aire, y conocido en toda España, donde además de shows ha publicado libros de humor, Piedrahíta estará actuando el próximo jueves 16 y sábado 18 en el teatro Maipo (Esmeralda 443) de la ciudad de Buenos Aires.

«Siempre intenté hacer un humor blando, un humor que se inclina por la ternura, que está lejos de la actualidad política y el chisme de las modelos y figuras mediáticas y tiene una pretensión más universal», destaca Piedrahíta en una primera aproximación a su estilo.

«Me interesa -agrega- el humor que tarda en envejecer, como los monólogos del maestro Gila, o el ingenio y la gracia de Les Luthiers, Alejandro Dolina, Quino o Caloi; me gusta el humor que habla de la condición humana», asegura en una afirmación de preferencias que incluye a varios argentinos.

En «Dios hizo el mundo…» Piedrahíta se encarga de cosas pequeñas, costumbristas, reconocibles, cotidianas, y consultado sobre el mundo imperfecto que nos dejó Dios, Piedrahita dice que «se ve que es berreta, parece que Dios hizo el mundo para alquilarlo antes que para vivir él».

El humorista dice que la ventaja que encuentra al presentarse en la Argentina es que «los argentinos tienen un apetito voraz por todo lo que venga de afuera, una especie de curiosidad intelectual insaciable que en España no existe, mucho más cerrada para lo que llega desde el exterior y es ajeno a ella».

Consultado sobre qué es lo que a él le hace reír, dice que «nada me hace más gracia que algo que no pretende hacer gracia y falla, una persona pretendiendo una solemnidad fingida, gente que se toma en serio cosas que no lo son».

Y por otra parte, definiendo su oficio, destaca que «el humorista debe ser un tipo curioso y querer descubrir; necesita mirada de niño. Cuando un humorista pierde la curiosidad empieza a morir, cuando no quieres saber más te estás empezando a morir, el que trabaja con el humor tiene que estar siempre sorprendiéndose por la realidad».

Hablando sobre las bondades del humor dice: es un arma construcción masiva, no soluciona los problemas pero transforma un lugar trágico como el mundo y una realidad que se hace soportable».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.