12 abril, 2024

MEMORABLE LA ZARANDA

La puesta de los españoles de

La Zaranda, y un vino de bienvenida

“El grito en el cielo” se presentó en la noche del domingo en la sala mayor del teatro Mitre, dando inicio con un gran espectáculo a la programación del Festival Internacional de Teatro “Relevos” que se extenderá hasta el próximo viernes en nuestra ciudad capital, con la presencia de importantes personalidades y compañías iberoamericanas, del teatro.

Alguien decía en la antesala del espectáculo, en el hall del coliseo jujeño, “están en Jujuy los que más saben de teatro”, y esa es la sensación que se vive, desde que se anunció este especial festival de primera categoría.

La obra que presentó La Zaranda, Teatro Inestable de Andalucía la Baja, fue “El grito en el cielo”, ante una platea casi completa que estuvo repleta de un público asiduo al teatro que salió sorprendido que apreció la posibilidad de poder ver “este” teatro en Jujuy.

La puesta devela un geriátrico, unos ancianos “depositados en este almacén de órganos deteriorados”, una rutina: tratamientos, sesiones de rehabilitación, terapias. El tiempo y las acciones no son más que el automatismo de esperar la muerte.

Sin embargo, esos despojos humanos que la sociedad ha depositado allí para morir, se resisten, se rebelan, y sueñan. Planean desertar del geriátrico. Esto constituye, en definitiva, una pequeña rebelión frente a lo inevitable de la muerte. Son cinco ancianos que planifican una fuga, una esperanza. Y así comienza un viaje hacia la libertad perdida, hacia la vida.

Llena de ironía, la obra nos lleva a reflexionar sobre la vejez, la muerte, la hipocresía de un mundo que convierte los viejos en desechos. Un mundo que propone el geriátrico como un maravilloso lugar para el fin de la vida, con actividades lúdicas, terapias y tratamientos, pero que detrás de esa proyección esconde la necesidad de deshacerse del estorbo de un anciano, de ocultar la muerte de nuestra rutina diaria.

Esta obra de La Zaranda no deja indiferente a nadie. La obra es conmovedora y dura a la vez, y su final es controvertido. Seguramente generará discusiones entre miradas optimistas y pesimistas. Pero qué más quiere el espectador que una obra que dispare distintos sentidos. Al final de cuentas, las contradicciones también son parte de la vida misma.

Vale la pena destacar la actuación y la escenografía en la construcción y puesta en escena del mensaje de “El grito…”. En cuanto a los actores que representan a los cinco ancianos que buscan la libertad, su trabajo gestual los convierte en unos viejos creíbles y queribles. Llenas de fuerza y expresión, las interpretaciones construyen abuelos que nos hacen sonreír y emocionar. La escenografía es escasa pero fuertemente simbólica: unas jaulas que se convierten en camas, armarios, duchas, pasillos…

Con estas sencillas pero efectivas herramientas, La Zaranda pone el grito en el cielo (y en la tierra), sobre la deshumanización del mundo y nuestra necesidad de trascendencia.

 

Para hoy

Hoy continúan las actividades con el Congreso Teatral que comenzó en horas de la mañana en la Sociedad Española, donde se desarrollará hasta el miércoles próximo. Participan importantes personalidades que harán eje en dos temas centrales, a Historia del teatro Recuperado, y los Sistemas de Producción Escénica en Argentina.

Además se producirá el primer encuentro con el público, a las 19 en el Centro Cultural Coquena. La cita es con el dramaturgo Mauricio Kartun, director a la obra que se presentará mañana, “Terrenal”.

Cerrando la jornada, está prevista para hoy la puesta de “La expulsión de Los Jesuitas” del grupo chileno Tryo Banda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.