Internalizar la experiencia con la naturaleza para transmitirla

«Neblina entre biomas»,

en el Centro de Visitantes Ledesma

por Lic. María Eugenia Montero

Durante todo este mes, el Centro de Visitantes Ledesma expone en sus redes la Muestra Virtual “Neblina entre biomas” del joven artista ledesmense, Juan Pablo Ramírez.

El desafío fue pintar la selva en tonos grises. Y así surgió esta serie de obras.

Sobre la virtualidad, la directora del  Centro de Visitantes; Leonor Calvó,  dijo que se trata de “construir nuevas maneras de vivir el arte”.

El joven artista plástico de las Yungas, cuenta que se basa su obra artística en la experimentación y un profundo amor por la naturaleza. Mantiene constantemente contacto en encuentros con naturalistas, biólogos, y de ahí que su artística está volcada a sus experiencias. Además, forma parte de un grupo de observadores de aves de Ledesma, “y en las salidas con ellos –antes de la pandemia, claro está- investigo y observo las especies”, cuenta.

Tiene tan sólo 24 años, y una intensa formación autodidacta, que unida a su pasión por la naturaleza y las costumbres ancestrales, suman un combo de profundidad a su arte.

Este mes está exponiendo en forma virtual en el Facebook del Centro de Visitantes Ledesma, una serie de sus obras titulada “Neblina entre biomas”.

Para presentar esta muestra, se hizo un encuentro virtual con el artista y la directora del Centro de Visitantes, Leonor Calvó.

El joven artista explicó que estas obras están realizadas en fibro fácil forrado con lienzo y con colores de la paleta de los bancos, negros y grises, todo un desafío para alguien que decide pintar paisajes de las yungas, de la selva jujeña, que rápidamente se asocia a los colores fuertes. Juan Pablo fijó su mirada en la neblina que se posa en la vegetación, y la tiñe de gris.

Esto habla de la profundidad de sus observaciones, y de cómo internaliza estos elementos, para llevarlos luego a su taller, en el barrio Papa Francisco de la ciudad  de Calilegua, donde reside actualmente. La mención de su barrio no es casual, lo traemos a colación porque la primera muestra individual de Juan Pablo se llamó “Un sueño hecho realidad”, y se expuso en el año 2016 en el Centro de Visitantes. Se trataba de una serie de cuadros que surgieron de un registro que hizo el artista desde que comenzó el proceso de construcción del barrio hasta que fue habitado.

Fue el tiempo en que le presentó sus trabajos a Leonor Calvó, quien no dudo en brindarle el espacio y el apoyo, y de esta forma hoy está haciendo su cuarta muestra individual en este mismo espacio, pero la modalidad virtual, por lo tiempos que vivimos.

“Estoy conectado constantemente con la naturaleza.  Eso también me impulsa a profundizar desde el lado artístico esto que tanto me apasiona”, dice cuando le consultamos por sus procesos creativos. Otra de las cosas que suele hacer es participar de los encuentros con las comunidades aborígenes de su región, de las fiestas del Arete Guazu, y de estas experiencias también se enriquece su obra.  “La verdad que me aportan bastante, me hacen sentir parte de la tierra, porque me muestran las raíces de la cultura, que son tan expresivas, desde la parte económica, desde lo social, y yo puedo transmitirlo en cuadros”, expresa.

Tal es su compromiso que el sobre nombre de este artista veinteañero, es “Yunga” en todos los encuentros a los que concurre.

Características de esta muestra

Los cuadros que integran esta muestra “Neblina entre biomas”, empezó a pensarse en 2017, según cuenta Juan Pablo, “y a fines del año pasado comencé a tener los materiales, y pensaba que en este 2020 iba a trabajar todo, y terminar esta investigación. Estoy pintando desde enero, y el último cuadro lo terminé en agosto”, cuenta.

Dice que la pandemia y la cuarentena influyeron en aspectos como la de trabajar en un formato más chico porque no se consiguen los materiales, y por la imposibilidad de pintar en un ambiente natural. Pero no más que eso porque “sentía que lo tenía yo mismo, y entonces decidí trabajarlo en formato pequeño”, dice hablando de la internalización de los paisajes.

“Lo sobrellevé –dice del aislamiento- porque el arte sobrepasa todas las situaciones, me lleva a salir de todas las cosas, aunque la verdad, en un principio nunca hubiera pensado esta muestra en formato virtual”, continuó.

 

Satisfacción

 

El artista confiesa que está conforme con la propuesta, que a presentación salió muy bien, y siente que pudo retratar los detalles en forma virtual.

Leonor Calvó, por su parte se refirió a esta forma de presentar arte: “La posibilidad que tenemos hoy es la virtualidad, pero Juan Pablo tiene mucho más que decir con esta serie. Hoy la vamos a poner a disposición con lo que se puede, pero la idea es poder complementar una vez que se vuelva a abrir los espacios, es volver a estas herramientas que hemos podido construir. Seguramente va haber una muestra presencial donde Juan Pablo va hacer su instalación donde vamos a poder ver las obras con este complemento que hemos construido en esta etapa, en este momento que estamos viviendo todos”.

Y continuó: “Estamos tratando de que la tecnología aporte a las cuestiones culturales. Nos brinda un elemento más para sacar un resultado diferente a las muestras presenciales, virtuales, y que sea una oportunidad para complementar.  Que no se trate sólo de hacerlo así porque no hacerlo de otra forma, sino de construir nuevas maneras de vivir el arte”.

About the Author: