Se inauguraron en el marco del

Festival Teatro Argentino en el Noa

 

Lic. María Eugenia Montero

 

Una de las características del Festival Teatro Argentino en el Noa, que se está desarrollando en Jujuy y Salta, es que buscan sacar al teatro de las salas, invitar a la comunidad.

Con tal motivo, Teatro argentino en el NOA se hicieron dos aperturas en calle, el lunes pasado inaugurando el corredor cultural que va desde el Centro Cultural “Héctor Tizón” hasta el Teatro El Pasillo, con varias etstaciones donde se presentaron distintos fragmentos de obras teatrales y musicales; y el miércoles en Tilcara, abriendo el corredor teatral por calle Jujuy, la que una la sala “Babarita Cruz” con La Campana Teatral.

 

Ambas experiencias fueron de un gran impacto visual en las que se han involucrado numerosos artistas, gestores y entidades, y en donde el público respondió con gran intensidad.

Quedó demostrado que los corredores culturales funcionan en Jujuy, como sucedió en distintos lugares del mundo donde se plantean.

 

En la capital

LA MURGA “ASUSTANDO LA CHOLA”

El corredor que inauguró en festival el lunes pasado comenzó con la murga “Asustando la Chola” en el Centro Cultural “Héctor Tizón”, donde con mucho ritmo anunciaban el inicio del encuentro. En esa misma sala el corredor continuó con la actuación de Noemí Salerno, quien hizo un fragmento de la obra que protagoniza “Magdalena”.

“MAGDALENA” CON NOEMI SALERNO

Dos o tres “cholas” eran las guían que le indicaban al público por donde seguía la fiesta. Y saliendo por calle Junín, llegó a Jujuicito, emblemático espacio de folclore y peña de nuestra ciudad capital, donde Daniel Cisnero y Juan Valdéz ofrecieron varias interpretaciones en la vereda. El público se unió bailando en un horario casi pico, sin interrumpir el tránsito.

JUJUICITO

En la esquina de Junín y José de la Iglesia, fue la parada siguiente. Allí funciona la academia de danza Formare, donde un grupo de niñas mostró un cuadro de danzas clásicas; y al frente, en la Fundación Ideas, el recorrido continuó para ver al Alegre Turulo, un personaje de CircoYa que se las trae, que brindó un pequeño espectáculo de acrobacias y malabares.

DANZA CLÁSICA DE NIÑAS DE FORMARE

Por la misma cuadra, al frente se encuentra el Estudio de Danza Encuentro, de la profesora Marta Quintanilla. Ahí el público pudo apreciar un número de danzas y música folclórica en vivo con el grupo Los Corrales.

DANZA Y MÚSICA EN ENCUENTRO

DANZA Y MÚSICA EN ENCUENTRO

La caminata siguió hasta la otra esquina, donde se encuentra el Gimnasio Top Class, que en su vereda contó con un fragmento de la obra “Babilonia”, a cargo del elenco de la Universidad Nacional de Jujuy.

ELENCO DE LA UNJU

En diagonal, en la esquina, un fragmento de la producción “Jueves de comadres” dio lugar a un contrapunto de copleros.

JUEVES DE COMADRES Y COPLAS

Luego en la Escuela de Música “Federico Frings”, sobre la misma calle José de la Iglesia, un concierto breve a cargo de los docentes de la institución fue la antesala del cierre de la jornada, junto con la presentación de un pasaje de la producción todavía sin estrenar, “75 puñaladas”, con Roberto Cruz y Juan Albesa, en las veredas.

Una vez que la caravana llegó al Teatro El Pasillo, tres actores interpretaron textos en el hall. Rodolfo Pacheco hizo un fragmento de la obra que tiene en cartelera, “Bailemos sobre las cenizas, Hamlet”; Rubén Iriarte, adelantó algo de la obra que está preparando, “Ausencias”; y María del Carmen Echenique, declamó una poesía de Yamandú Rodríguez.

RUBEN IRIARTE EN LA ANTESALA DE EL PASILLO

Y el final fue con una maravillosa puesta con la actuación unipersonal de Cecilia Hopkins, interpretando a Margarita Xirgus, la actriz española que mantenía una íntima amistad con Federico García Lorca, en “La memoria de Federico”, primera función de la programación nacional de este encuentro. Esta obra de Buenos Aires, está escrita y dirigida por Etelvino Vázquez.

“LA MEMORIA DE FEDERICO”

En Tilcara

El miércoles fue el momento de inaugurar el festival en Tilcara, donde también se generó un corredor, en este caso teatral, puesto que la calle Jujuy se esa ciudad, une la sala “Barbarita Cruz” con La Campana.

Fue impactante este recorrido ya que estuvo guiado por una marioneta gigante del grupo salteño La Faranda. se llama Terrone y acompañó al público desde una sala a la otra.